Consejos para contratar un seguro de impago de alquiler

¿Te preocupa que tu inquilino no pague el alquiler? ¿Sabes cómo afrontar un caso de desahucio? O ¿Estás molesto por que el inquilino te ha destrozado tu piso?. Si tienes una vivienda o local comercial que alquilar, con el seguro de impago de alquiler te evitarás dolores de cabeza.

El seguro de impago de alquiler te ayuda a reclamar y defender tus derechos como propietario de un inmueble.  Además, lo proteges contra posibles daños o robos causados por el inquilino y te aseguras recibir las rentas impagadas por éste. Dicho de otra manera, es un seguro de defensa jurídica que consiste en:

– El arrendador recibe la defensa jurídica que necesite en relación con la vivienda o local asegurados.

– El arrendador tendrá cubiertos los gastos y perjuicios económicos derivados del impago de la renta por parte del inquilino.

– El arrendador también tendrá cubiertos los perjuicios materiales que el inquilino pueda causar en el continente de la vivienda o local.

En España, los alquileres han subido en los últimos años debido a la crisis económica. En 2013, un 77,7% de las viviendas principales estaban en propiedad y un 15,4% en régimen de alquiler; cuando en 2001 las cifras eran de 84,5% en propiedad y sólo el 9,6% de las viviendas eran de alquiler.

El por qué el alquiler está comiendo terreno a la propiedad hay que buscarlo en la caída de los salarios, el aumento de la movilidad geográfica, las dificultades para conseguir financiación hipotecaria, o el acercamiento al comportamiento europeo. Alguna cosa está cambiando en la mentalidad de este país, cuando la compra de un inmueble se percibía mejor que el alquiler.

Las coberturas del seguro de impago de alquiler

La situación económica es propicia al alquiler, y es ahí donde entra en juego el seguro de impago de alquiler. Con las coberturas que te ofrece este seguro, podrás recuperar las rentas de alquiler impagadas por el inquilino. Además, pones en manos de abogados expertos el proceso de desahucio, para que puedas disponer de tu piso lo más pronto posible. Y en caso de que el inquilino moroso realice actos de vandalismo o robe en el continente de la vivienda, la compañía te compensa por los daños.

En términos generales. Las coberturas del seguro de impago de alquiler son:

  • Defensa y reclamación del contrato de arrendamiento.
  • Defensa de otros seguros.
  • Defensa de la responsabilidad penal.
  • Reclamación de daños de origen extracontractual.
  • Reclamación en contratos de servicios de reparación o mantenimiento de las instalaciones de la vivienda.
  • Defensa de los derechos relativos a la vivienda.
  • Asistencia jurídica telefónica.
  • El pago del importe de las rentas impagadas por el inquilino o arrendatario y el adelanto de rentas impagadas cuando se haya iniciado el proceso de desahucio*.

* Una vez deducido el tiempo de la franquicia a su cargo y hasta los límites garantizados.

Estudio de viabilidad económica del inquilino

Con el seguro de impago de alquiler, lo que hace la compañía aseguradora es asumir el riesgo de impago de las rentas. Como es lógico, la compañía necesita realizar un estudio de viabilidad económica sobre el inquilino. La aseguradora analizará los ingresos que obtiene el inquilino y los comparará con la renta mensual que va a pagar en concepto de alquiler. Habitualmente, el objetivo es que esta comparación no sea superior al 45% para aceptar cubrir el riesgo de impago. Además, la compañía consultará si el inquilino tiene antecedentes de impago.

Cuánto cuesta el seguro de alquiler

Para la elaboración de un presupuesto son pocos los datos que se necesitan, más allá de la documentación que garantice la viabilidad económica del inquilino. Los datos necesarios para la cotización son:

  1. Dirección postal completa del piso/local a alquilar
  2. Importe anual del alquiler

En caso de querer contratar el seguro de impago de alquiler, los datos necesarios son:

  1. Copia del contrato de alquiler
  2. Fotocopia del DNI de arrendatario y arrendador
  3. Teléfono y e-mail de arrendatario y arrendador
  4. Ingresos netos mensuales/anuales del inquilino
  5. Dos últimas nóminas del inquilino

En este caso, identificar el coste del seguro es muy sencillo ya que el importe a pagar será el resultado de una simple operación matemática. Se tendrá en cuenta un coeficiente (%) que establecen las compañías aseguradoras sobre el total anual de las rentas a pagar por el inquilino.

Veamos un ejemplo:

El coste del seguro de protección de impago de un inquilino que paga 650 euros al mes (7.800 al año) multiplicado por un coeficiente de 3,6% -varía en función de la compañía- será de 280.8 euros de prima a pagar al año por el arrendador.

Ten presente que la compañía aseguradora a la hora de contratar tu seguro de alquiler puede imponerte una carencia, en que durante el primer mes de contrato no estaría obligada a cubrirte el impago del inquilino.

En resumen, una de sus mayores preocupaciones a la hora de alquilar una vivienda o local comercial es el cobro de los alquileres. Gracias al seguro de impago de alquiler, la compañía aseguradora asumirá el coste de los impagos del inquilino, ofreciéndote total tranquilidad y estando a tu lado para reclamar y defender tus derechos. Para ello, será necesario que se hayan iniciado las acciones judiciales de desahucio del inquilino.

En Seguripedia resolvemos tus dudas

¿Sabes cómo elegir el seguro de hogar adecuado?

Mira nuestros consejos para elegir el seguro de hogar adecuado para ti.

El seguro de impago de alquiler es un seguro de defensa jurídica que te garantiza las mensualidades del inquilino y los daños materiales que pueda ocasionar su desahucio.

La compañía necesita realizar un estudio de viabilidad económica sobre el inquilino para ofrecer la contratación. Analizará los ingresos que obtiene el inquilino y los comparará con la renta mensual.

Seguripedia Cuidado con

Cuidado con

Para que el cliente supere el estudio de viabilidad que hace la compañía aseguradora, el coste anual del alquiler no podrá superar el 35-45% de los ingresos del inquilino.

¿Quieres 1 consejo?

Te aconsejo que...

Como es normal, el contrato de arrendamiento hay que incluirlo en la Declaración de la Renta como rendimientos del capital inmobiliario. Pero, te recomiendo que si tienes un seguro de impago de alquiler, no olvides incluir la prima de la póliza en tu renta porque se considera un gasto deducible para la determinación del rendimiento neto del capital inmobiliario.

Tags:
Author Image

Llevo 6 años especializado en el ramo de los seguros personales y particulares; en concreto con los productos patrimoniales, de hogar, comercio y comunidades. Soy licenciado en Administración y Dirección de Empresas y tengo el título de Mediador de Seguros. En mi tiempo libre me encanta viajar a los países más remotos que te puedas imaginar.

0 Comentarios

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Seguripedia Todos los derechos reservados. Aviso legalMapa web. | Hacemos fáciles los seguros

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?