Consejos para contratar un seguro de comercio y oficina

El seguro de comercio y oficina está especialmente diseñado para cubrir cualquier imprevisto que pueda sufrir un negocio de estas características, para que nada ni nadie detenga la actividad ni suponga una pérdida de los beneficios ante un eventual siniestro. Con el seguro de comercio y oficina conseguimos proteger el patrimonio de una empresa no industrial frente a daños económicos que tengan lugar en sus instalaciones de trabajo.

El seguro de comercio y oficina da solución a los grandes siniestros o pequeños incidentes que puedan surgir ocasionalmente. Situaciones inesperadas que pueden significar un gran coste para los propietarios o inquilinos, si no se tiene contratado el seguro.

Al fin y al cabo, se trata de ofrecer tranquilidad y seguridad ante cualquier imprevisto que pueda ocurrir en el negocio. Se cubren los riesgos que ponen en peligro la habitabilidad y el confort.

A continuación, te damos unos consejos para contratar tu seguro de comercio y oficina.

1. Define los elementos de tu comercio que quieres asegurar

Del mismo modo que en los seguros de hogar, las coberturas de un seguro de comercio u oficina  se configuran en torno a dos conceptos: continente (local) y contenido (mobiliario y equipos electrónicos o maquinaria).

Continente: comprende la estructura del edificio en sí misma, su estructura física y sus dimensiones. En otras palabras, formara parte del continente las paredes, puertas, cubiertas, elemento fijos como cableados o conducciones de agua o gas, garajes, trasteros, piscinas o sistema de protección contra incendios entre otros.

Contenido: comprenderá los muebles, ajuar, mostradores, maquinaria y aparatos o equipos electrónicos, como los teléfonos, ordenadores, impresoras…

A parte de estos dos conceptos, cuando hablamos de un negocio es importante incluir un tercero en el seguro: las mercancías.

Mercancías: si se trata de un establecimiento comercial deberán valorarse las mercancías propias o de terceros que estén en nuestro local. Valóralas por si hay cualquier accidente, la compañía las incluya en tu indemnización.

2. Valora todo lo que quieres asegurar

Es muy difícil establecer un valor exacto para cada uno de los conceptos comentados anteriormente, pero normalmente se utilizan determinados criterios que te pueden ayudar a tener un valor aproximado.

Continente: deben tenerse en cuenta las cualidades de construcción y de los acabados a la hora de establecer una valoración. Así mismo, tiene especial incidencia el año de construcción, cualquier mejora ayudará a reducir el coste del seguro. En términos generales, se acostumbra a valorar el continente entre 1.300€ y 1.500€ por cada metro cuadrado para edificios estándar, y valores superiores para comunidades de lujo.

Contenido: Es importante asegurar correctamente los bienes para no entrar en un infraseguro o sobreseguro, es decir, valorar por debajo o por encima de la cifra real. Eso puede influir siempre en nuestra contra en caso de un siniestro. Simplemente valora el coste de compra o reposición del mobiliario, ajuar, maquinaria y aparatos o equipos electrónicos.

Mercancías: se estimarán según su valor de adquisición en el mercado en el momento anterior al siniestro.

Si tienes dudas y quieres asegurarte de estar muy bien protegido, recuerda que puedes contactar con tu mediador de seguros, quien te va a ayudar en todos estos aspectos y tantas preguntas como sea necesario.

3. El precio de tu seguro de comercio

Ya hemos hecho una primera valoración, pero seguro que te preguntas qué te va a costar, ¿verdad? Aquí te apunto cuales son los elementos que influyen en el precio del seguro de comercio y oficina.

  • Según la actividad que desarrolles
  • La suma de los capitales asegurados (continente y contenido)
  • Las protecciones contra robo (vigilancia, puertas de acceso, recintos cerrados o no…)
  • Los metros cuadrados y el año de construcción del local
  • Mejoras y rehabilitación de las conducciones de agua e instalación eléctrica.

Estos factores son los principales que marcaran el precio del seguro de tu negocio. Como hemos comentado en diferentes ocasiones, no podemos darte un precio aproximado ya que cada póliza tiene sus características y, por lo tanto, los importes son diferentes y pueden variar bastante.

4. Las coberturas de tu seguro de comercio ante un siniestro

El seguro de comercio no solo cubre lo básico como fuego, humo, impactos… también cubre los daños materiales que puedan afectar al edificio, debido a los desperfectos causados por el agua, cristales rotos, daños producidos por incendio, explosión; o los causados por los fenómenos atmosféricos. También los daños derivados de cortocircuitos eléctricos, de averías diversas o robos.

Opcionalmente, si tu establecimiento tiene que interrumpir temporalmente su actividad debido a un siniestro, puedes escoger entre cubrir la pérdida de beneficios o cobrar unos ingresos compensatorios hasta que puedas reemprender la actividad de tu negocio, como si nada hubiera pasado.

Tu seguro de comercio también debe cubrir los daños por la responsabilidad civil originada por daños o lesiones que se puedan causar a otras personas, como por ejemplo la caída o desprendimiento de un trozo de balcón o barandilla, una intoxicación alimentaria, etc.  Entonces, la responsabilidad civil cubre las reparaciones e indemnizaciones que el asegurado tenga que pagar a otras personas por los desperfectos ocasionados.

Como en la mayoría de seguros, el seguro de comercio y oficina es totalmente personalizado. Así, sólo puedes asegurar aquello que te interesa de verdad y con el precio más ajustado. Para contratarlo deberás ir a un corredor o agente de seguros para que te lo haga a tu medida.

En Seguripedia resolvemos tus dudas

¿Tienes la responsabilidad civil en tu negocio?

En Seguripedia te explicamos por qué debes tener la responsabilidad civil en tu negocio y cómo contratarla.

Si tu negocio tiene que interrumpir temporalmente su actividad debido a un siniestro, puedes cubrir la pérdida de beneficios o cobrar unos ingresos compensatorios hasta que puedas volver la actividad.

El seguro de comercio y oficina es totalmente personalizado, sólo puedes asegurar aquello que te interesa de verdad y con el precio más ajustado.

Seguripedia Cuidado con

Cuidado con

Recuerda tener bien protegida toda tu mercancía. No bases tu seguro sólo en el continente y contenido. Acude a un mediador de seguros para que te ayude a valorar el stock de tu negocio.

¿Quieres 1 consejo?

Te aconsejo que...

Sabemos que es difícil valorar qué es lo que realmente tenemos y, habitualmente, no tenemos tiempo para pensar en ello. Pero es importante dedicarle unos minutos. La experiencia nos dice que sólo valoramos la utilidad de un seguro cuando ocurre algo. Así que para evitar llevarnos una sorpresa o enfado ante un accidente, miremos de tener todo lo importante bien cubierto por el seguro. Dedícale un tiempo a pensar y valorar tu negocio.

Tags:
Author Image

Llevo 6 años especializado en el ramo de los seguros personales y particulares; en concreto con los productos patrimoniales, de hogar, comercio y comunidades. Soy licenciado en Administración y Dirección de Empresas y tengo el título de Mediador de Seguros. En mi tiempo libre me encanta viajar a los países más remotos que te puedas imaginar.

0 Comentarios

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Seguripedia Todos los derechos reservados. Aviso legalMapa web. | Hacemos fáciles los seguros

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?