Consejos para contratar un seguro de Defensa Jurídica

El seguro de Defensa Jurídica es un tipo de seguro que protege al cliente de cualquier situación que requiera un asesoramiento o protección jurídica ante reclamaciones de daños, defensa penal u orientación jurídica.

El seguro de Defensa Jurídica abarca tanto la defensa del asegurado por una reclamación recibida, como cuando es el mismo asegurado el que inicia un proceso jurídico contra un tercero. Éste seguro salvaguarda los intereses del asegurado ante incidencias que afectan a su persona, su patrimonio o sus intereses.

Existe la posibilidad de contratar un seguro de Defensa Jurídica para cada contratiempo que se presente y también para cada colectivo en función de la actividad que realice. Así, existen pólizas que cubren los intereses familiares, otras que cubren los de las empresas o autónomos,  y los de las comunidades de vecinos. En función del perfil del contratante y su actividad, se estructura el contenido de las coberturas a contratar.

Un seguro único o complementario a otro

Habitualmente, con un seguro de hogar, coche, comercio,… existe una cobertura de defensa jurídica que se centra en la materia cubierta según la póliza. El seguro de Defensa Jurídica, está claro que se puede contratar independientemente de otros seguros, pero también puede escogerse como apéndice de una póliza de hogar u otro tipo ampliando la cobertura básica.

En el caso de personas físicas,  los efectos del seguro de Defensa Jurídica se extienden sobre los miembros de la familia que convivan con el asegurado y dependan económicamente de él.

En el supuesto de personas jurídicas, el seguro de Defensa Jurídica protege los intereses de la empresa y de aquellas personas que actúan en su nombre, en el desempeño de su actividad como empleados, socios, administradores y consejeros delegados o copropietarios de una comunidad.

Las coberturas del seguro de Defensa Jurídica

La cobertura principal del seguro de Defensa Jurídica es hacer frente a los gastos que se deriven de una reclamación en la que se vea afectado el asegurado, así como los gastos que tenga que hacer frente si desea iniciar un procedimiento para la defensa legal de sus intereses.

La ventaja de una defensa jurídica es que ante procesos administrativos, judiciales o reclamaciones, un profesional se encarga de asesorar al asegurado, reclama en su nombre y defiende sus intereses. Además no tiene que hacer frente a los costes de estos procedimientos, ya que la cobertura incluye, normalmente, los gastos de abogado, las tasas, las costas judiciales, el notario e incluso la fianza en procesos penales.

Por ley, los seguros específicos de Defensa Jurídica, garantizan como mínimo:

  • Libre elección de abogado y procurador: se condiciona a que el abogado pueda ejercer la jurisdicción en lugar donde se desarrolla el proceso
  • Honorarios de los profesionales: se puede establecer una cuantía máxima. En exceso será a cargo del asegurado.
  • Recursos y transacciones: debe reconocer el derecho del asegurado a ser reembolsado de los gastos que haya asumido en procesos con discrepancia con la aseguradora y se obtenga un resultado beneficioso.

Cada compañía de seguros ofrece su producto y comercializa las garantías que estime oportunas. Las coberturas que se pueden contratar en un seguro de Defensa Jurídica son:

  • Asesoramiento jurídico telefónico: posibilidad de realizar consultas a abogados expertos en la materia a consultar.
  • Asistencia presencial: asesoramiento en directo con un abogado especializado.
  • Redacción de documentos legales
  • Seguimiento en boletines oficiales: con la pretensión de localizar comunicaciones realizadas al asegurado publicadas en estos sistemas.
  • Defensa y reclamación de Herencias y demás procedimientos civiles.
  • Fianzas: se garantizan las fianzas exigidas al asegurado en procesos penales para conseguir la libertad provisional.
  • Reclamaciones de consumo: por incumplimiento de contratos de suministros, seguros u otros servicios.
  • Gastos judiciales que se deriven de trámites cubiertos en contrato: en reclamaciones de lesiones por daños corporales derivados de accidentes de tráfico, los que se deriven ante la Agencia Tributaria cuando inicia una liquidación paralela, redacciones de demanda por despido, por temas relacionados con la compra de la vivienda.

Nunca podrán ser objeto de las garantías de este tipo de contratos, ni el pago de las multas, ni las sanciones administrativas o judiciales interpuestas al asegurado por las autoridades competentes.

En resumen, si estás en riesgo de poder necesitar servicios de defensa legal, no dudes en contratar el seguro de Defensa Jurídica. El precio de la prima de un seguro de éste tipo es muy inferior al coste de pagar un abogado y las transacciones a hacer por un incidente legal.

En Seguripedia resolvemos tus dudas

Lo que debes saber del seguro de Responsabilidad Civil

Si estás interesado en el seguro de Defensa Jurídica, seguramente te interesará el seguro de Responsabilidad Civil. En Seguripedia te lo explicamos con detalle.

Se puede contratar un seguro de Defensa Jurídica para cada contratiempo que se presente; desde cubrir los intereses familiares, a los de las empresas o autónomos.

Ante procesos administrativos y judiciales, con la defensa jurídica un profesional se encarga de asesorar y defender los intereses del asegurado. 

Seguripedia Cuidado con

Cuidado con

Cuidado con contratar demasiado tarde el seguro de defensa jurídica. En estos momentos de conflictividad en la mayoría de ámbitos de la vida privada y colectiva, es cuando debe contratarse. Con la salvedad de que la contratación debe ser anterior a la situación que genere la necesidad de asistencia jurídica.

¿Quieres 1 consejo?

Te aconsejo que...

Con el seguro de defensa jurídica cubres tus intereses ante un conflicto judicial, administrativo o arbitral, que se presente de manera súbita y sin avisar. No tendrás que pagar la minuta de un abogado o asesor, ya que estos gastos los tendrás cubiertos con el pago de la prima.

Tags:
Author Image

Llevo más de 25 años dedicándome a los seguros como asesora de una correduría. Mi especialidad son los seguros de auto y financieros. Siempre que puedo suelo viajar para descubrir nuevas costumbres y culturas. Me apasiona la historia del arte y la contemporánea.

0 Comentarios

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Seguripedia Todos los derechos reservados. Aviso legalMapa web. | Hacemos fáciles los seguros

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?