Consejos para contratar un seguro de salud

Porque tu salud no entiende de horarios ni de esperas, este tipo de seguro te garantiza una asistencia médica privada de primer nivel, con acceso fácil y directo a todas las especialidades sin listas de espera. Está claro que si puedes permitírtelo, las coberturas y el servicio del seguro de salud te dan un mayor bienestar y calidad de vida.

Como asegurado de una póliza de salud pagas una cuota fija, normalmente mensual, a la compañía de seguros para que se preocupe de ti, te ayude y esté a tu lado cuando enfermes. El seguro de salud es fundamental en muchos países que no disponen de una sanidad pública asequible y universal.

En nuestro país, tenemos una sanidad pública de calidad pero con determinadas limitaciones que quedan cubiertas por el seguro de salud, como la libertad de escoger médico o la inmediatez de ser atendido.

Lo primero que debes saber

Antes de contratar un seguro de salud debes conocer qué modalidades existen. Cada persona es diferente, por eso debes escoger el seguro que mejor se adapte a ti sin pagar más por ello.

Cuadro médico: es la modalidad habitual del seguro de salud. Si la escoges podrás recibir asistencia médica de la lista de profesionales y establecimientos sanitarios concertados por la compañía de seguros. La lista divide los profesionales por tipología y provincia.

Cuadro médico con copagos: tiene acceso a la lista de profesionales del cuadro médico pero con el añadido que deberás pagar cada vez que solicitas una prestación y haces uso de los servicios médicos. Desde una visita médica, a una radiografía o análisis de sangre. Eso ayuda a reducir un poco la cuota a pagar cada mes, vendría a ser como la franquicia en el seguro de coche.

Reembolso de gastos: es la modalidad Premium de un seguro de salud ya que te permite acudir libremente a cualquier médico o clínica esté o no integrada en el cuadro médico. Inicialmente pagarás los gastos de los servicios recibidos pero la compañía aseguradora posteriormente te los reembolsará según los límites establecidos –en función de la compañía te pagarán el 80 o 90% de lo que te haya costado-.

A la hora de contratar tu seguro de salud

Antes de firmar el contrato, profesionales de la compañía aseguradora se pondrán en contacto contigo para realizarte un breve cuestionario de salud. Se hace para valorar y tener en cuenta posibles enfermedades preexistentes que hayas sufrido y evaluar aspectos que puedan agravar el precio de tu seguro. El seguro de salud de un fumador no es el mismo que el de uno que no fume. También se verá afectada en el precio aquella persona que practica deportes de riesgo.

Es importante que conozcas los periodos de carencia que suelen darse en los seguros de salud. En determinados casos las compañías pueden establecer un intervalo de tiempo durante el cual no son efectivas algunas de las coberturas médicas. Por ejemplo sería el caso de una mujer embarazada que dará a luz en pocos meses y contrata su seguro durante este tiempo. La compañía decidiría no cubrir los costes del parto y, por lo tanto, establecería un periodo de carencia de 8 meses.

Ahora ya tienes todo lo principal para contratar tu seguro de salud. Con ello conseguirás tu tranquilidad y la de los tuyos, sabiendo que pase lo que pase tendrás la rapidez y la libertad de escoger el médico que necesites.

Hemos elaborado una infografía para que sepas cómo elegir el mejor seguro de salud en un abrir y cerrar de ojos 😉

Ver la infografía
En Seguripedia resolvemos tus dudas

¿Sabes cómo contratar el mejor seguro de hogar?

Te explicamos con detalle lo que debes saber para contratar el mejor seguro para tu hogar

Debes decidir entre la modalidad de cuadro médico sin copago, con copago o reembolso de gastos, a la hora de contratar tu seguro de salud.

Como en cualquier otro seguro, para determinar el precio de tu póliza de salud deberás responder un cuestionario para que la compañía conozca tu estado. 

Seguripedia Cuidado con

Cuidado con

Si tenemos una enfermedad y estamos buscando un seguro de salud, debemos saber que el seguro no la va a cubrir. Esto es lo que se denomina preexistencia; es decir, una enfermedad que ya tenemos antes de contratar nuestro seguro y que debe ser notificada previamente a la compañía de seguros.

¿Quieres 1 consejo?

Te aconsejo que...

... acudas a un corredor de seguros para que te de una comparativa de precios con varias compañías, te indique las ventajas e inconvenientes en cada caso, y despeje todas las dudas que tengas. No te costará más por eso.

Tags:
Author Image

Llevo 6 años especializado en el ramo de los seguros personales y particulares; en concreto con los productos patrimoniales, de hogar, comercio y comunidades. Soy licenciado en Administración y Dirección de Empresas y tengo el título de Mediador de Seguros. En mi tiempo libre me encanta viajar a los países más remotos que te puedas imaginar.

0 Comentarios

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Seguripedia Todos los derechos reservados. Aviso legalMapa web. | Hacemos fáciles los seguros

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?