Qué se puede asegurar

Ante el riesgo, hoy en día se puede asegurar casi todo. Con el paso del tiempo, el sector asegurador ha ido incorporando más coberturas de riesgos sin que sea deficitario para quien las cubre. La gamma de seguros se ha ido ampliando y actualmente podemos encontrar opciones más concretas y sofisticadas.

Pero no todos los accidentes pueden ser asegurados, sólo aquel riesgo que cumpla las razones legales o condiciones técnicas para que las compañías aseguradoras puedan llegar a cubrirlo.  Así que antes de contratar un seguro debes saber que sólo se podrá asegurar aquel riesgo que cumpla los siguientes requisitos:

  • Tiene que ser un hecho incierto y posible. No podemos saber si ocurrirá o no, o cuándo puede ocurrir.
  • Si se ha producido, no puede ser provocado o intencionado. El asegurado no debe tener la voluntad para que ocurra.
  • La causa del accidente no tiene que ser ilícito, ilegal, ni producido por el asegurado.
  • El seguro no puede ser una fuente de lucro para el asegurado.
  • Las consecuencias del riesgo no pueden afectar a la vez a todos los asegurados del grupo.

Piensa que al fin y al cabo los seguros también son un negocio y como tal no pueden ser deficitarios. Así que no puede asegurarse el riesgo que no llegue a generar el dinero con que cubrirlo. Puede darse la situación de que algo sea asegurable, pero que no exista producto asegurador en el mercado que lo cubra. Mientras no existan en el mercado no podrán contratarse.

Aún con el mismo riesgo, los seguros son siempre diferentes

Derivado de lo explicado hasta ahora, podríamos equivocarnos y deducir que todos los seguros son iguales ante el mismo riesgo. Y eso es… ¡incorrecto! Está claro que no todos los seguros son iguales. No todos los seguros tienen las mismas coberturas, aunque el objetivo final sea protegerse de un riesgo. Habrá quien necesite más coberturas, menos, según las características de su persona o del objeto a asegurar. De ahí la importancia de contar con un buen profesional que asesore y ofrezca soluciones a cada tipo de cliente en función de sus necesidades.

El seguro a terceros –que es el más popular y conocido por todo el mundo- puede parecer igual para todas las compañías, pero no es así. Cada aseguradora tiene sus coberturas, sus precios, y sus características que se adaptarán a cada cliente. La única garantía invariable es la Responsabilidad Civil porque está definida por Ley y todas las compañías deben ofrecerla del mismo modo.

Así pues, puede haber muchos seguros distintos que busquen proteger ante un mismo riesgo. Y el riesgo debe cumplir los requisitos comentados anteriormente para que una compañía le salga a cuenta cubrir a los asegurados para que en caso de siniestro pueda pagar la indemnización.

En 1 frase

Se puede asegurar casi todo pero no todo. Sólo esos riesgos que cumplan las razones legales o técnicas para que las compañías de seguros puedan cubrirlos.

No todos los accidentes pueden ser asegurados, sólo aquel riesgo que cumpla las razones legales o condiciones técnicas para que las compañías lo cubran. 

No todos los seguros son iguales, aunque el objetivo final sea protegerse de un mismo riesgo. Habrá quien necesite más coberturas, menos, según las características de su persona o del objeto a asegurar.

Tags:
Author Image

¡Soy Tribo! Recibo el asesoramiento de todos los profesionales de Seguripedia para explicarte lo que debes saber sobre los seguros. Mis artículos son clave para entender lo más fundamental del sector asegurador y te ayudarán a que contrates los mejores seguros según tus necesidades.

0 Comentarios

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Seguripedia Todos los derechos reservados. Aviso legalMapa web. | Hacemos fáciles los seguros

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?